lunes, 14 de noviembre de 2016

Trebolares en vivo: un show intenso al buen gusto

En el Teatro Cultural Cañada se presentó oficialmente el sábado 12 de noviembre pasado, el álbum "Entre el sol y las espinas". Fue una noche cargada de emotividad, profesionalismo y por supuesto, rock and roll. 




Corría enero del 2014 y este medio realizaba su primer reseña a una banda de rock de origen mediterráneo bajo el titulo de "Trebolares: rock alternativo cordobés que pisa fuerte".
En aquella época seguían presentando un EP, "Carrera del Tiempo", grabado en abril del año anterior.
Fueron el puntapié para que se siguiera elaborando perfiles, después entrevistas y se continuara con coberturas de shows a distintas agrupaciones de estas pampas.
Pero volviendo al punto de la banda en cuestión. Trebolares, ellos sí que hicieron una carrera del tiempo, entre el sol y las espinas, para llegar a este fin del 2016 pisando fuerte.
Evolución es sinónimo de esfuerzo, de entrega, de proyectar metas, alcanzarlas y superarlas también, allí es donde se empieza a vislumbrar la cosecha.
Lanzan a mediados del 2015 el álbum que fue motivo de presentación aquí, tanto en formato físico como digital en las distintas plataformas que ofrece el mercado. Le suman la participación en el RockBA, el Griego Rock y abrir en Córdoba a bandas como Salta la Banca, El Bordo, Cirse, Bigger y otras. Llegaron los videoclips y también este año cerraron el Hangar de la noche cordobesa en el Cosquín Rock y tocaron en La Fiesta de la Primavera en Embalse mas dos presentaciones en Buenos Aires junto a Brancaleone.
Entonces, hacía falta una suerte de corolario para tanta cosecha y el lugar escogido (Teatro Cultural Cañada) fue decididamente el adecuado. El sonido, inmejorable. La puesta en escena sobria pero efectiva, con una pantalla de fondo que alternaba imágenes variadas con la perfomance que el grupo iba registrando en vivo tomado por las cámaras distribuidas en toda la sala.
El show arrancó 21.30 puntual con "Pixel" y desplegó un recorrido de 16 canciones mas, con momentos sublimes como la participación del genial Andrés Coppa en piano en la segunda canción de la noche "En el mar de tus miedos", para volver en el segmento acústico de dos temas "Final Invierno" y "Carrera del tiempo" y retomar en el bis final con "Ahora lo sé", himno trebolar de alto impacto que suele cerrar sus shows.
Presentaron entre medio un tema nuevo "Me harté de andar a mil" y estuvo desde principio a fin sobre el escenario con la viola, el "Cuerdita" Gustavo Tarnavasio, considerado por todos como el "quinto trebolar" y además productor de sus discos.
Una hora y media a puro rock que cautivó a todos (y animó a algunos a improvisar un pequeño pogo en uno de los laterales de la sala), dando cabida a un espectáculo que contó con los ingredientes necesarios para que la presentación de "Entre el sol y las espinas" fuera el show soñado por Matias Santa, Ignacio Bevacqua, Cristian Cariddi y Eduardo Coiset.
Párrafo aparte, cuando al ingresar a la sala, se entregara una memorabilia finamente diseñada con toda la info del show que uno iba a presenciar, canciones con sus letras, agradecimientos y ficha técnica. Todo un lujo.
Un acontecimiento histórico que disfrutamos tanto nosotros como ellos.