domingo, 29 de noviembre de 2015

"Una noche en el Abasto",un cuento de rock.

El fín de la noche o el comienzo del día suelen ser el detonante de historias o vivencias que desembocan comunmente en la reflexión y hasta en la inflexión.El "Por qué" o "Qué hubiera sucedido,si.."son las incógnitas post-sucesos con sus avatares y demases.





                                                 UNA NOCHE EN EL ABASTO

 I

Era la noche,ideal para escuchar música en vivo y tomarse unos buenos aperitivos en algún recinto de la zona del abasto.Él salió solo,sus amigos se habían "mariconeado" a su entender para estar con sus novias.La mejor pilcha y el mejor perfume eran la mejor compañía en esa ocasión.
Llegó al salón pasada la medianoche e hizo una recorrida por el lugar a ver si encontraba alguna caripela conocida,pero fué en vano,asi que se arrimó a la barra pidió algo y allí fué cuando se acercó esta piba,muy linda,con jeans apretados y musculosa negra.Se miraron,ella lo saludó y ahí él se animó a hablarla.Después todo resultaría más fácil de lo que suponía,charla va charla viene,trago de por medio,hasta que ella remató:
- Disculpá,me tengo que ir,en realidad vine con mis amigas no las quiero dejar en banda,la idea era que veníamos y nos íbamos juntas pero tomá,te dejo mi cadena con esta cruz detrás está grabado mi número de celular llamame mañana y organizamos algo.
- Bueno,pero te dejo mi número también..
- Tengo buena memoria,decímelo que se me graba.
Entonces se arrimó a su oído y se lo susurró,ella aprovechó ese acercamiento para darle un beso en la mejilla,él la agarró y abrazándola le dijo:
-No,quedate ahora,un rato más,después te vas con tus amigas.
Pero la dama sin hacer demasiado esfuerzo y con una voz convicente,acotó:
- Confiá en mi,mañana te llamo o me llamás y armamos algo,¿te parece?" 
La soltó,sin antes darle tremendo choque de labios y se quedó mirándola como se alejaba,conmovido,flasheado,alborotado,¿enganchado?..tal vez,realmente no había sido mala la idea de salir solo,se daba por satisfecho con todo lo sucedido.Dió vuelta la medalla,vió el número grabado allí y guardó todo en el bolsillo de su pantalón,se pidió otro trago y enfiló hacia la multitud a escuchar y saltar un poco con la banda de turno que a esa altura,sonaba de maravillas.

II

La madrugada transcurrió con un impecable y distorsionado show de esos tipos que dejaban su vida en el escenario.Fué tanta la entrega,que el público reconocía con gritos,aplausos y lo que fuera cada intervención de la banda.El cantante tomó el micrófono en un momento y dijo,"Ésta la sabemos todos,me acompañan? y largaron con un estremecedor "Ji Ji Ji" que originó el pogo mas gigante del lugar,aquel de los Redondos en River era un suspiro al lado de estos 200 o 300 pibes.Se le cruzó la imagen de la chica y eso lo alentaba aún más a seguir brincando y cantando,era muy linda y como se había dado todo!!,trato de buscarla con su vista entre la multitud pero era en vano,el lugar reventaba de cuerpos sudados que saltaban y no paraban de agitarse hasta que.....vibró el celular.
"Es ella!!",pensó y al meter su mano al bolsillo,sintió que algo se le cayó pero no le dió tiempo a agacharse y levantarlo pues una tremenda avalancha se lo llevó como a diez metros y ya no pudo regresar al epicentro de todo,asi que se apartó a un costado,estando casi seguro que se le había caído la cruz."La puta madre!!"..vociferó casi al borde del ataque de pánico pero al hurguetear en el bolsillo,allí encontró la cadena con la cruz,entonces el alma le volvió al cuerpo,buscó en el otro bolsillo y sacó el celular,se fijó y era una llamada perdida de Gastón uno de sus amigos que lo había clavado esa noche por querer salir con su novia,le restó importancia al tema aunque estuvo a punto de llamar a Roxy (si,ése era el nombre de la chica dorada),pero se frenó,no quería pecar de cargoso,optó por tomarse un último trago en la barra sabiendo que el show estaba casi finalizando,miró la medalla por ultima vez y asi decidió alejarse del recinto que aún seguía colmado pero sin antes recorrer con la mirada a ver si la veía.Había mucha gente era inútil meterse de nuevo en ese quilombo,pero sabiendo que al tener su número ya era una especie de campeón mundial,eso era un golazo para él.


III

Salió como pudo,era el momento indicado antes que se fuera la marea humana que haría todo mas difícil el escape,enfiló hacia la parada,aunque Roxy tambien se enfilaba en su cabeza.Media hora después tomó el colectivo imaginándose toda esa escena con besos incluido hasta llegar a su destino,mucho tiempo después.
Se bajó,encaró hacia su casa sin dejar de cranear la manera correcta de continuar esa historia con aquella muchacha que le había saqueado los pensamientos.
Estaba amaneciendo.Pudo sentir al canillita dedicar su clásica voz al diario matinal,el olor del pan caliente que lo envolvía desde la panadería,dos o tres tambaleándose del pedo que se cruzó en la esquina y hasta le pareció verla venir a ella de frente,hasta eso y asi caminó las dos cuadras restantes hasta la puerta del hogar.
Allí quedó varado.El sol le daba de lleno en la resaca,arrancaba un nuevo día,solo faltaba saber donde carajo estaba la llave de su casa.

                                                    Sheik Nadir.