domingo, 12 de julio de 2015

JOSÉ HEINZ:"Córdoba todavía no ha desarrollado una industria para potenciar al rock local"


EL ROCK DE CÓRDOBA,VERDADES Y CONSECUENCIAS DEL PANORAMA ACTUAL. (PARTE I)


José Heinz bajo el lente de Julián Lona.


José Heinz,redactor de los suplementos Vos y Ciudad X en el diario La Voz del Interior, se ha convertido en nuestro primer entrevistado en esta suerte de dossier periodístico en el que semanalmente consultaremos con las dos mismas preguntas a distintas personalidades que estan fuertemente relacionadas dentro de la escena mediterránea.Impresiones y visión de un tema que inquieta al músico cordobés de rock hoy en día.



¿Cómo ves la evolución y el panorama actual del rock de Córdoba?


Hablar de “evolución” implica necesariamente mirar hacia atrás para entender el momento que hoy atraviesa el rock de Córdoba, y eso exigiría una respuesta mucho más larga. En todo caso, para tener una imagen más completa del asunto, recomiendo ver el documental Radio Roquen Roll, de Martín Carrizo, que muestra desde las primeras manifestaciones del rock local hasta entrados los ’80, y también leer algunos artículos que Dirty Ortiz, Rossana Vanadía o Germán Arrascaeta (por nombrar algunos periodistas) escribieron en los últimos 20 años.
En cuanto al panorama actual, diría que del 2010 a esta parte la escena aumentó en cantidad, calidad y variedad. Ejemplos sobran, hay muy buenos exponentes en prácticamente todas las ramas de la música popular y eso ha hecho de este momento uno de los mejores en la historia del rock cordobés. O el mejor, si tenemos en cuenta algunos factores puntuales. Como bien saben todos, en esto mucho tuvieron que ver los avances tecnológicos, que posibilitaron nuevas formas de producción (reducción de costos, grabaciones hogareñas de gran calidad) y distribución (streaming y descargas, principalmente) que antes eran inviables. Es importante destacar que este buen momento también es consecuencia de nuevas manifestaciones creativas, como el uso y la asimilación de instrumentos electrónicos (algo que promovió nuevas formas de composición), y del trabajo sostenido por parte de algunas carreras universitarias orientadas hacia géneros como el rock, pop o el folklore.
A mi forma de ver, y para sintetizar, el rock de Córdoba atraviesa un momento excelente en lo artístico, lo cual no quiere decir que todo lo que se realiza acá sea particularmente bueno o novedoso. Los responsables más visibles y evidentes de este gran presente son los músicos, pero otros agentes también han sido importantes, como los productores, docentes, difusores y realizadores audiovisuales, entre otros. 





¿Por qué le cuesta al rock local masificarse dentro de la provincia y proyectarse a nivel nacional? ¿Qué creés que debería hacerse para tal fin?


Creo que es una suma de cosas. Por un lado, Córdoba todavía no ha desarrollado una industria para potenciar al rock local, como sí la tiene el cuarteto, por ejemplo, que cuenta con espacios, medios, productores y empresarios dedicados a hacer crecer la escena y, por consiguiente, el negocio. Según entiendo, el hecho de que el rock no cuente con esas ventajas no es algo necesariamente malo, sino que es un terreno para explorar y eventualmente conquistar. Yo soy de los que piensan que hace falta mucha más difusión –varios artistas y bandas locales han sabido conjugar una propuesta artística muy interesante con un sonido apto para llegar a un público amplio–, pero no le veo demasiado sentido el culpar a los medios. En todo caso, me parece mucho más útil llamar su atención. Y para eso, además de las (buenas) canciones, algunas estrategias de promoción pueden dar buen resultado. Esto, por supuesto, no quiere decir obtener prensa a cualquier costo, sino desarrollar una idea que acompañe el concepto del artista o el grupo en cuestión para optimizar sus virtudes. Puede ser un videoclip, un concierto de características extraordinarias, un proyecto lateral que involucre a los integrantes de una banda, etc. En los últimos años he visto cosas verdaderamente interesantes en Córdoba que servirían como ejemplo, y no sólo en la música. Tal vez voy a pecar de optimista, pero creo que si las cosas están bien orientadas, y hay entusiasmo y talento genuino por detrás, tarde o temprano el proyecto comienza a caminar y puede llegar a lugares insospechados. Y si tarda demasiado o no llega nunca, al menos sus responsables podrán dormir tranquilos por haberlo dado todo y no cambiar las convicciones a cambio de popularidad. Parece un consuelo menor, pero la conciencia limpia es un privilegio que hay que aprender a valorar en estos tiempos.
No tengo una respuesta concreta a la última parte de la pregunta, pero sí algunos apuntes que he publicado una que otra vez y que quizás puedan aportar algo al debate. Para lograr una proyección significativa, por definición, es necesario llegar a más público. Y hay públicos a los que sólo se llega de forma imprevista, porque no están debidamente informados ni interesados en lo que ellos entienden por “rock de Córdoba” (un público que tal vez sí consume a muchos grupos de “rock nacional”). Entonces hay que preocuparse por instalar la música de Córdoba en otros círculos y así llegar a más personas. Una idea que me ha valido más de una crítica consiste en “poner de moda” al rock local. Hago un uso irónico de las comillas, porque no me refiero a trivializar ni estandarizar una escena, sino a que mediante acciones concretas (un hit bien difundido, un festival bien organizado, una imagen bien armada) un artista pueda llegar a nuevos públicos, que a partir de eso se interesen y posteriormente se identifiquen con esa propuesta. Esto no significa renunciar a los ideales artísticos (ver párrafo anterior), sino sencillamente pensar en una forma de promoción que abarque a un público menos curioso y formado (pero tal vez igual o más entusiasta) que aquel que sí está pendiente de la música cordobesa. Por eso, antes que reclamarle al público que “pague su entrada”, habría que pensar la manera de seducirlo para que la pague por su cuenta, sin que el artista se lo demande tan directamente, y que después del show vuelva feliz a su casa, convencido de que hizo una buena inversión con esos pesos que seguramente le costó ganarse.




Enlaces similares:


 Martín Carrizo: "Córdoba ciudad debería recuperar un festival auténticamente local"


Caio Lamberti: "Son pocos los medios que le dan lugar a las bandas locales de rock o pop" 


Carlos Rolando: "Tanto a nivel local como nacional estamos en un estancamiento.." 


Fede "Chueco" Albarracín: "Cada vez hay más gente que se suma a la propuesta de nuestro rock local"